el_estudio_2014_BN.jpg De izquierda a derecha, de arriba a abajo: Felisa Arribas, Belén Cristino, María Gil de Antuñano, Ana Díaz, Bernardo Cueto, Nicola Petizzi, Sergio Devesa, Alberto Valiente e Ignacio Fernández.

 

 


Desde su creación en 1989, el Estudio de Manuel Estrada ha pasado de ser un estudio personal donde un solo diseñador, acompañado eventualmente por algún ayudante, realizaba pequeños proyectos, a un equipo formado por personas de niveles, formaciones y procedencias distintas, capaces de abordar proyectos complejos, y prolongados en el tiempo. Desde su conceptualización, en estrecha relación con los clientes, hasta la elaboración de los primeros bocetos, su desarrollo completo y el seguimiento de su aplicación e implantación.

 

Un equipo al que se suman otros diseñadores o profesionales, cuando los proyectos lo necesitan, y que hoy trabaja no sólo en el área de la comunicación y el diseño editorial sino en proyectos de identidad corporativa, diseño de producto, web o el diseño de espacios.


Los más de veinte años que lleva en marcha el Estudio, coinciden con la etapa de inserción real del diseño en nuestro país. Durante este tiempo, la sociedad española ha ido desarrollándose y creciendo, a la vez que lo han hecho las demandas y las necesidades de diseño de las empresas y las instituciones.

 

A este desarrollo y a estas demandas responde el crecimiento, en órdenes diferentes del Estudio, desde su origen. Buscando siempre, como primer objetivo, mantener los más altos niveles de calidad en el diseño, sorteando los problemas siempre presentes de los plazos cortos o los presupuestos ajustados, anteponiendo como primer parámetro de avance la calidad de los proyectos por encima del propio margen económico. En estos últimos años, el Estudio ha ido creciendo en todos los parámetros que nos planteamos desde el origen.

 

El segundo objetivo ha sido el de generar un ámbito de trabajo agradable, embrión fundamental de las buenas ideas. Con muy variadas trayectorias en cuanto a formación se refiere, en el Estudio conviven licenciados en Bellas Artes o en Diseño, en Ingeniería industrial, algún economista, con especialistas en Identidad Corporativa, o en producción, en señalización y en diseño editorial, así como en la gestión del propio Estudio. Un equipo empeñado en la visión común de lograr que las ideas se abran paso y contribuyan a mejorar, de diferentes maneras, nuestro entorno.

 

El tercer y último objetivo es el de la rentabilidad económica. La calidad ha propiciado el incremento, año tras año, del número de clientes y encargos. Se puede decir que el Estudio está preparado para dar respuestas a las necesidades que el propio mercado ha ido y va a ir marcando, ajustando, en un equilibrio necesario, el cuidado y el trato diferenciado con el sesgo industrial que el propio diseño impone.

 

La gente que trabaja en el Estudio está convencida de que no hay mejor campaña de comunicación que el propio trabajo y la satisfacción de hacerlo bien. Siempre será la propia verdad del diseño la que seduzca al cliente y convenza a los usuarios.

 

 

 

ASISTENCIA INFORMÁTICA:


logo_simple_web.jpg