1 de 18 <   >
Museo del Traje

Museo de reciente creación considerado por algunos expertos como el mejor museo de la indumentaria de Europa, nació a partir de varias colecciones privadas de modistos y creadores de ropa españoles, como Balenciaga, y de algunas importantes colecciones de trajes e indumentaria de origen popular. Posee importantes fondos textiles únicos acompañados de un riguroso proyecto de divulgación sobre el traje, la indumentaria y la sociología del vestir.

El signo base de la Identidad del Museo está compuesto por una referencia simplificada de la indumentaria en dos mitades que unidos son a la vez la letra inicial del nombre del Museo. El punto de partida para el logotipo es una Bodoni que alterna mayúsculas y minúsculas. Esta “T” mayúscula hace además referencia a la propia figura humana con los brazos abiertos.

El proyecto de gráfica para el Museo realizado por el Estudio, comprende desde la elaboración de las pautas identitarias base del sistema hasta el programa completo de señalética. Desde la puerta hasta las esculturas en forma de “T” del jardín o los directorios.

Dentro del propio museo, la presencia de la gráfica acompaña a la arquitectura y al proyecto museístico. Por un lado, un contenido expositivo de divulgación en torno a la indumentaria, al hecho de vestirse y a una suerte de historia de la indumentaria, en la zona interior, propicia  un lenguaje mínimo y sutil dejando el  protagonismo a los trajes. Por el otro,  en la zona que da al exterior y es abierta, la museografía es casi un juego: tipografías grandes y colores rotundos inundan el espacio.

El Estudio además ha desarrollado aplicaciones como las banderolas urbanas, paneles para diferentes eventos, la gráfica para algunas exposiciones temporales y la línea de publicaciones del Museo.